Félix Albo | #lunesdeperita · ejercicio creativo a partir de una palabra · félixalbo
Juego creativo con el que se ronda con una historia a una palabra cada semana.
#lunesdeperita, #félixalbo, #ldp, #flxalbo, relato corto, cuento, ejercico creativo
28739
post-template-default,single,single-post,postid-28739,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.6,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive

#lunesdeperita · ñoqui

perita.face_

#ldp · ÑOQUI

Del it. gnocchi.

1. m. Masa hecha con patatas mezcladas con harina de trigo, mantequilla, leche, huevo y queso rallado, dividida en trocitos, que se cuecen en agua hirviendo con sal. U. m. en pl.

2. m. coloq. Arg. y Ur. puñetazo.

3. m. despect. coloq. Arg. Empleado público que cobra una remuneración sin asistir al lugar de trabajo ni cumplir ninguna tarea.

4. m. coloq. Ur. Daño producido en la carrocería de un automóvil por causa de un choque.

 


NUEZ MOSCADA · félixalbo

Mi abuelo hacía ñoquis. Le salían bien. Resultaba la mar de curioso que mi abuelo hombre de barro y tierra adentro, hiciera ñoquis. Y le salían bien. Mi padre también los hacía. Le salían peor que a mi abuelo.

Yo hago desde hace un par de años. Solo que a mí no me enseñó mi padre, como a él le enseñó el suyo; mi abuelo. Y a este el suyo y así. Al mío, solo le dio tiempo a dejarme claro que el día en casa se cocinaban ñoquis, la persona que los hiciera cocinaba sola.

Yo leí recetas, vi videos, probé combinaciones y tiempos, pero hasta que no me enseñó Marcela no aprendí.

Fue algo especial. Era la primera vez que estábamos en su casa y me pareció muy divertido y sensual la mezcla de harina, risas, vino blanco, huevo, nuez moscada y queso rallado en aquella cocina alicatada en blanco mate, junto a ella y sus caracoles en el pelo pintado.

Para enseñarme a pellizcar la masa y hacer los ñoquis, se puso por detrás, cogiéndome las manos y haciéndome girar la muñeca de una manera específica.

Cuando mis dedos pellizcaron solos la masa, la textura el movimiento, la temperatura de la fermentación, el aroma… me puse a llorar: se me llenaron las manos con las de mi abuelo haciéndome cosquillas en la barriga, sobre sus rodillas, en el banco del parque, o de las de mi padre, dándome pellizquillos sobre mi espalda de niño, o las de mi madre, despeinándome a circulillos antes del beso de cada mañana de colegio, o las risas a la orilla de la playa, o la arena infinita.

Marcela me dejó dejarme mientras preparaba el agua, y la sal. Y seguí pellizcando mientras me llenaba de aromas de albahaca, comino y gorgonzola. Y ya reía. Y miraba a Marcela volviendo de mi niñez riendo y con brillo, darle un beso y volver a terminar mi castillo de arena.

Y cenamos; y nos leímos a trozos un libro y las lenguas; y ella se durmió mientras le hacía en la espalda ñoquis suaves, ligeros, como de calabaza.

La luz de la calle caía sobre la cama y su piel se mezclaba con la sábana y parecía que no terminaba, su piel no terminaba.

Y quedé arrullado por el aroma del amor y la cantinela de un mar de albahaca suave y dulce.

Y todo esto vuelve cada vez que hago ñoquis, y solo preparar los ingredientes, ya sonrío. Sonrío.


#lunesdeperita · cada semana una nueva historia rondando a una palabra concreta. A la deriva, sin más intención que jugar y dejarnos mecer por el viento.

¿qué es esto de los #lunesdeperita?.

la definición la tomamos de la página oficial de la rae.es

La palabra es de algún texto leído, o susurrada por la calle, 
o leída en el twitter de @raepoetica,

 Es para ti, para mí, para quien tú quieras.

Compártela con quien creas que le puede interesar.

La ficción es un espacio de libertad, sin medida, sin doma, sin culpa, sin sentido o quizá
con mucho más que la propia realidad. 
#Abrazosacapazos.  
Félix Albo

P.D. la semana que viene más.
P.D.1. la de la semana anterior aquí.

Comentarios

cuenta, cuenta...